Mañana es Lunes

Estamos en la ciudad de Guayaquil y mañana es lunes, literalmente. A esta hora algunas familias se encuentran en misa, parejas se van al cine a ver el último estreno de Hollywood, y unos cuantos siguen en cama recuperándose del chuchaqui.

Nosotros nos encontramos cubriendo el evento “Mañana es Lunes” organizado por Fediscos. Un espacio que saltando un domingo se presta para que bandas de todo el país (y a partir de hoy, también el mundo) expongan su música en un ambiente íntimo y con sonido de calidad.


Las bandas que se presentan hoy demuestran el potencial de la propuesta. Abre Róndamon, banda electrónica experimental de Guayaquil formada en el 2006 y que por motivos de fuerza mayor no ha podido tener la regularidad que sus integrantes desearían. Un concierto como el de hoy, compartir escenario con las bandas que le siguen es un envión anímico para cualquiera. Quizás justo lo que necesitan para seguir creando música que emociona.

Luego de ellos le tocaría el turno a Surfistas del Sistema. Banda argentina de Rock-Pop Alternativo que se encontraba en una gira latinoamericana. Cuando llegaron a Ecuador ya habían pasado por Argentina, Chile y Perú (su gira continuaría por Colombia, Costa Rica, El Salvador y concluiría en México en el Festival Iberoamericano de artes Vive Latino, uno de los más importantes de la región). Cuando conversamos la banda se notaba el agradecimiento que tenían con nuestro país y su gente. Fue una grata sorpresa para ellos encontrar gente en Quito que coreaba sus canciones. “Hasta ahora en ningún otro país nos han tratado tan bien. Acá nos han dado una cama limpia para cada uno y se han encargado de todo, no queremos acostumbrarnos a eso” nos decía entre risas Francisco Frione, vocalista de la banda.


El concierto lo cerraba La Tripulación de Osos (La Tri). Banda quiteña de Rock Alternativo que además de ser una de las bandas que más suena en la actualidad, era también la organizadora de esta mini gira ecuatoriana. En 3 días tocaron en las 3 ciudades más importantes del país. Viernes en Quito, sábado en Cuenca y domingo en Guayaquil. Si la propuesta “Mañana es Lunes” no hubiese existido, lo más probable es que solo hubiesen tocado en dos.

El mérito de proyecto se lo debemos reconocer a Pancho Feraud, director y mentor del evento. Él proviene de una familia musical. Los Feraud crearon Fediscos, en el pasado la principal productora de discos de vinil y que hoy en día, gracias a personas como Pancho, encuentra la forma de seguir apoyando a la música ecuatoriana.


Ahora el estudio de Fediscos se convierte pasando un domingo en uno de los escenarios más importantes de la ciudad de Guayaquil. Pocos lugares en el país exigen tanto a los músicos a sacar su mejor sonido. “En este lugar no te puedes equivocar, no puedes fingir como si tocas cualquier cosa porque el sonido es tan bueno que la gente se dará cuenta”. Mauro Samaniego, vocalista de “La Tri”, se ríe luego de sus palabras, sin embargo las dice en serio.

El concierto está por empezar y el mismo Pancho Feraud se para en la puerta a cobrar la entrada. El valor: contribución voluntaria. Sin embargo en la caja donde recoge el dinero se pueden ver algunos billetes. El show que está por empezar lo vale.

Se cierran las compuertas y el concierto empieza. Las luces se apagan y la música suena con una claridad inusual. La cercanía de la gente a la banda, el ambiente de intimidad, todo y mucho más llevan al público y los músicos a un lugar distinto al habitual. Dentro de este lugar te sientes en una nave espacial que te lleva a ti y a todos los tripulantes a un lugar lejano, muy lejos de aquel lunes que está por llegar.

---